Google

viernes, enero 21, 2005

1

La temporada de trabajo duro se ha extendido más de lo esperado. Días saturados. No hubo vacaciones, pero si una breve visita a Guadalajara. La operación de mi hermana, la visita inesperada de mi padre. La endodoncia interrumpida. El cambio de casa. A proposito, me he mudado de casa nuevamente. 6 mudanzas en los últimos 8 años. A means to an end. Los Straitjackets. The Faint. Ese ha sido el soundtrack de los últimos días. No he tenido oportunidad de escribir, si acaso de tomar notas. Odio esa situación: la victoria de lo inmediato sobre lo importante. Pero eso sí, ha habido mucho cine. Casi todo japonés. Es inevitable. Hace dos noches vi The Machinist -ya luego hablaré más tendido sobre ella-, la caracterización de Christian Bale es increíble, inquietante, como la película misma... bueno, hasta cierto punto; lo efectivo de la ambientación se debilita por la resolución de la historia.

Ah, y por cierto, hoy inicia la cuenta regresiva...

1 Comments:

Blogger logovo said...

Estaba agarrandome para la resolución y aunque no esta al mismo nivel encajo mas o menos. A mi gusto no hubiera perdon, solo por mantener el tono del resto de la pelicula... pero tal vez hubiera sido demasiado.

11:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home