Google

miércoles, febrero 02, 2005

Infernal remakes

Según Marco González Ambríz, reseñista de Cinefagia, el asunto de los remakes no tiene que ver con falta de creatividad o cosa alguna por el estilo. Se trata, dice el citado, de un homenaje. González Ambríz compara un remake cinematográfico con los tributos musicales tan en boga hoy día. Todavía más: GA dice que las "canciones de repertorio" son aquellas que casi todo grupo quiere tocar en algún momento, ya sea por homenajear, parodiar, o por pura diversión. Siguiendo este simil, nos encontramos con que la industria cinematográfica gringa no sufre crísis alguna de creatividad ni se haya enmedio de un bache tamaño Ciudad Nezahualcoyotl -del que sólo se salvan 2 o 3 enfants terribles (que por cierto ya no tienen nada de infants ni mucho menos de terribles). Resulta entonces que si los gringos hacen remakes de viejos exitos, series televisivas, videojuegos, o de películas japonesas y francesas (que por cierto no tienen más de 3 años de haberse estrenado) es porque están rindiendo homenaje...

Sobre ese asunto de los homenajes y las canciones de repertorio, me parece que Gonzáles Ambríz se equivoca garrafalmente. Es como si de repente hubiese olvidado que existen más de 3 versiones de Drácula, sin que una sea necesariamente remake de la otra. Ahí está también el ejemplo de las leyendas artúricas, de las que hay inumerables películas en las que el director da su propia visión de la historia. Entonces podríamos hablar de "historias de repertorio", ¿pero "películas de repertorio"?.

Se dice también que desde que se inventaron las justificaciones se acabaron los pendejos.

Ahora, Martin Scorsese (a quien de ninguna manera calficaría de pendejo), se une al ejercito de homenajeadores. Esta vez preparando un remake de la estupenda Infernal Affairs (Wai Keung Lau/Siu Fai Mak, Hong Kong 2002). El infernal remake tendrá como protagonistas al nuevo fetiche de Scorsese, Leonardo di Caprio, y al señor good will hunting Matt Damon, e incluso contará con la presencia del ex modelo de Calvin Klein, Mark Wahlberg...

Homenajes, falta de creatividad, xenofobia, llámalo como quieras, pero yo prefiero los originales. La presencia de Sarah Michelle Gellar o de la bellísima Jennifer Conelly no me son suficientes a la hora de ver una película.

Esperemos que los rumores sobre un remake de Ichi the killer sean sólo eso: rumores. ¿A quién se imaginan como Kakihara? ¿A quién como Ichi? ¿Nicolas cage y Gary Oldman? ¿Vincent Gallo y Jim Carrey? ¿Leonardo di Caprio y Ben Affleck?

*No por favor. No, no sigas. Ya callate. Vuelve a tus bases de datos y ponte a trabajar, que para eso te pagan*

1 Comments:

Blogger logovo said...

Nope, creo esta muy mal el reseñista. La razon de los refritos es dinero y ya. Sale tan caro hacer una pelicula que entre menos riesgo mejor y nada mejor que hechar ojo sobre lo que hizo el vecino.

5:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home