Google

lunes, junio 20, 2005

La caída

El agua casi lo cubre todo. Tendré que hacer algo al respecto. O habrá ahogados, naufragios. Ese tipo de cosas. Recuerdo una anecdota que se cuenta en La Haine, y que se repite a lo largo de la película: Un hombre se lanza desde un edificio. Entonces se da cuenta de que la caída es menos terrible de lo que había imaginado. Cada piso piensa: Hasta aquí todo bien, hasta aquí todo bien. Pero lo importante no es la caída, sino el aterrizaje.

Habrá que tomar nota, aprender. Yo en este momento no sé en qué piso voy, la velocidad de mi caída hace que vea borroso a mi paso, y aunque el asfalto parece lejano no debo confiarme.

Las dos últimas semanas no leí nada, no escribí nada, no vi cine... no pude. Aunque escuché nuevas cosas (nuevas al menos para mi): Stan Getz; Biolay & Mastroiani; Anthony & The Johnsons, y sí... Moenia (qué le vachaché). Mi cabeza tiene un serio corto circuito. De noche echa chispas. I wanna go back to my lonely life. ¿De verdad? ¿te cae?

1 Comments:

Blogger verde said...

Ese comentario en La Haine siempre me ha parecido grandioso.

Hasta aqui todo va bien, eso es lo que se va (tiene) uno (que ir) repitiendo todo el tiempo, nunca se sabe cuando llega el piso.

9:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home