Google

jueves, diciembre 15, 2005

Vida después de la escuela?

Image hosted by Photobucket.com La sensación que me quedó luego de ver Ghost world fue más bien de desconcierto. Es decir: en ese momento me pareció que no era tan buena, que el elenco, el director, y las referencias, eran las causantes de tanto hype. Pero también, y a diferencia de otras películas, luego de verla siguió dándome vueltas en la cabeza. Durante 2 días estuve pensándo en el final, en los protagonistas, en lo que les sucede, en lo que los motiva a hacer lo que hacen. Y entonces, justo cuando estaba a punto de decirme que es una de esas películas en las que no pasa nada, caí en la cuenta: lo que les pasa a los protagonistas no es cualquier cosa, es más, está cabrón. Pero hay un detalle: si algo no tiene Ghost world es melodrama. Y esta ausencia de es lo que le hace al espectadorsentir que no pasa nada. De hecho, ese es para mí el mayor merito de la película: presentar los conflictos de los personajes con un naturalismo impecable. Imposible no recordar entonces los relatos de Raymond Carver, o los de Richard Yates, referencia obligada cada que alguien menciona Magnolia, American Beauty, y, por supuesto, Short cuts. Por el momento tengo muchas ganas de leer el comic de Daniel Clowes. ¿Alguien gusta regalármelo para esta navidad?

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es una estupenda pelicula, sumemente recomendable, parace que no pasa nada,pero que tal con el portaso he!

2:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home