Google

lunes, febrero 12, 2007

Julian gives good head and is dead


Este fin de semana, luego de más de 10 años de espera, por fin pude ver Less tan zero, la adaptación a la primera novela de Bret Easton Ellis. Por alguna razón (mis entonces 13 años, escasa distribución de la película, etc) no la vi en su momento. Y aunque nunca he tenido en alto el nombre de Easton Ellis, a pesar de haber leído sus novelas, y de encontrar Rules of attraction más que interesante y por encima de esos libros escritos para niñatos admiradores de Douglas Coupland. Esta era de esas películas que anhelaba ver. De acuerdo a las reseñas sabía que se considera the worst movie ever made, etiqueta que ni siquiera alcanzó a provocarme un bostezo y que no me interesa discutir. Digo, ¿de cuándo acá voy a modificar mis hábitos cineros por lo que dicen freaks con delirios de Roger Ebert? Carajo, si ni siquiera tomo en cuenta lo que dice Ayala Blanco, y eso que el señor sabe de cine; además de que por lo general me la suda si una película es recomendada por Quentin Tarantino, Jodie Foster, Rotten tomatoes o Topota. Worst movie ever made? Joder, quien dijo eso no ha visto cine en por lo menos 10 años. Less than zero es una película de época. No hay muchas película que retraten mejor el espíritu ochentero (salvo quizá Bright lights big city). Que si es moralista? Oh sí, qué me dicen de la escena en que Andrew McCarthy cagotea a Jamie Gertz por su adicción a la cocaína. Ni Nancy Reagan pudo haberlo hecho mejor. Just say no. ¿Que la película no hace honor a la novela de Ellis? Va, lo admito. Es más: debió tener otro título. Aún así, y comparada con las películas mainstream que se filmaban entonces, la pelí no es tan "fresa" como cualquier festín de John Hughes. Recuerdo un par más de películas moralinas, también de 1987: Lost boys y Near dark, en la que el vampirismo sirve como espejo retorcido para reflejar los excesos de una generación. Es más, la actuación de Robert Downey Jr., como el reventado Julian, es inmejorable. Pienso en el casting adecuado para un remake: me vienen los nombres de Elijah Wood (Clay), Nick Stahl (Rip), y Lindsay Lohan (Blair), pero no sé me ocurre nadie que pudiese reemplazar a Downey Jr.

Sobre Easton Ellis: Hace muchos, muchos años, hubo un señor de nombre Armando Ramírez que escribió una novelita llamada Chin chin el teporocho. En ella dedicaba más de 3 páginas enteras a recitar marcas comerciales. A ese tipo de "experimentos" -name dropping- le llamaban literatura de la onda, y hasta donde yo sé ni Ramírez ni Parménides ni Agustín andaban con las mamadas en las que se envuelven Ellis, Coupland y sus bastarditos. ¿Quiubo?

2 Comments:

Blogger rojo said...

Chin chin el teporocho...
Lo conseguí en una librería de usados que está cerca de Reforma en el centro de Monterrey. Justo en medio de un prostibulo y una fonda

Aun no lo leo. Te aviso y comentamos.

Saludos, cuidate.

12:37 p. m.  
Blogger rojo said...

Chin chin el teporocho...
Lo conseguí en una librería de usados que está cerca de Reforma en el centro de Monterrey. Justo en medio de un prostibulo y una fonda

Aun no lo leo. Te aviso y comentamos.

Saludos, cuidate.

12:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home