Google

miércoles, octubre 26, 2005

Monstruosidades

El despacho en el que trabajo está a unas cuantas casas del Hotel Amazonas, en Calzada de Tlalpan. Antier encontraron a un hombre muerto -al parecer indigente- a la salida del estacionamiento. Durante casi toda la mañana y parte de la tarde hubo patrullas y coches de la judicial, rumor de policías y otros bichos similares. Ayer todavía se apreciaba el charco de sangre, ya seco, sobre la acera. Han pasado 2 días y ni una sola nota en algún periódico. Aquí en la oficina nadie habló al respecto. Silencio extraño en un sitio donde se habla de todo y por todo. Mucho menos esperar una mención en los noticieros de televisión. Para mi es un recordatorio: podrías desaparecer y nada va a cambiar, nadie se va a enterar, nadie va a decir nada. Esta ciudad, como la gran mayoría de ciudades, es un monstruo. Nosotros somos un monstruo. Y la ciudad, así como nosotros, se alimenta de monstruosidades.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

9:12 a. m.  
Anonymous Araña said...

Cada día crece la humanidad, pero cada ves somos menos humanos.

2:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home