Google

martes, agosto 29, 2006

seX is violenZ

Photobucket - Video and Image Hosting

De vez en cuando, en el saturado mundo de la pornografía, aparece una película que nos hace pensar que lo mejor que podría pasarle al género humano es una catástrofe a gran escala. Una que implique el exterminio total. JM Productions quizá sea el mejor ejemplo conocido. Creadores de las más infames colecciones de los últimos años (ass milkshakes, irritable bowel syndrome, guttermouths, cumshitters, the vomitorium, etc -los títulos dicen todo), su slogan es: NO ONE ELSE degrades whores like we do. Y aunque cada producto suyo tiene meritos propios para justificar la opinión de que el mundo fue y será una porquería, es una de sus últimas entregas la que ha hecho que incluso los miembros más radicales de Pornvalley se desmarquen y pidan prudencia. Donkey punch es el título, y, por si no lo sabías se trata de una práctica sexual que, dada la violencia implicita del acto, era considerada hasta hace poco leyenda urbana. Consiste en la penetración anal de la pareja, pero añade una sorpresiva variante: en el momento de la eyaculación se debe golpear con el puño cerrado, a la altura de la nuca, la cabeza de la pareja. Así, dice la leyenda, el dolor provocará una contracción en el colón que elevará el placer a alturas insospechadas. En Donkey punch -the movie- no sólo se golpea con el puño cerrado la cabeza de las starlets antes y durante la eyaculación, sino que además se les golpea en el estomago, las piernas y la espalda, y por si fuera poco se les escupe en la cara, misma que es pisada (face standing) repetidas veces durante el coito. Para nadie pasa inadvertida el rechazo de las chicas, y el rechazo del espectador alcanza niveles de alarma cuando vemos a Alex Divine pedirle a su pareja que no la golpee de "ese" lado de la cabeza, y ante la negativa de este gritar: stop filming, stop filming, i'm getting more than i was paid for!!!, interrumpiendo y dejando incompleta la escena. Comentaristas, reseñistas, editores de gossip magazines, directores, performers, etc, han declarado publicamente su repudio, y señalan además que sólo a un enfermo como Jeff Mike pudo habersele ocurrido filmar una película que ofrece el pretexto perfecto para que legisladores y policías inicien una cacería de brujas sobre pornworld.

Degradación es la palabra que viene a la mente luego de ver el trailer de esta película, que por cierto circula en emule, kaaza y sus derivados. Y es imposible no tener en cuenta que, para muchísima gente, el tema de la pornografía no es el sexo sino la degradación. Yo mismo he defendido ese punto de vista y argumentado a favor, pero un gusanillo insiste en moverse a través de mi cerebro. Quiero decir que no puedo evitar preguntarme si esa opinión (pornografía = degradación) no dice más acerca de la idea y actitud que tenemos hacia el sexo que de los valores que presumimos defender. Un ejercicio sano de la sexualidad no admitiría moralinas ni perversiones, porque ¿qué es lo normal? ¿Es normal escandalizarse por las prácticas sexuales ajenas? Además no es posible "ir contra la naturaleza" porque, sabelo, TODO lo que hacemos es parte de nuestra naturaleza.

4 Comments:

Blogger Ada said...

yo creo que por eso no te llamo.

1:34 a. m.  
Blogger rod jm said...

ouch... eso dolió, tan pervertido te parezco?

7:53 a. m.  
Blogger Ada said...

jajaja !

no, claro que no.

es solo que algunas veces la realidad supera la fantasia y yo vivo en ese delgada linea que los separa.

pero vale la pena el arriesgue.

11:42 a. m.  
Anonymous Santiago said...

No es que sea contra natura ni nada, creo que más bien porque no hay una naturaleza humana dada, sino que se va haciendo (pero eso es otro viaje). Si se quieren dar en la madre, no es mi onda pero pues va. La bronca es que uno le dé en la madre a la otra sin que ella esté de acuerdo. Lo que escandaliza no es la práctica sexual, sino la laboral -que tiene un sinfin de cosas sociales alrededor, pero que no voy a entrar en eso-.

Y lo de pornografía-degradación, sí dice más de la sexualidad que de los valores, pero también habla de una cierta postura estética, que es una forma muy mamona de decirlo pero no se me ocurre otra.

Saludos

12:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home