Google

miércoles, noviembre 08, 2006

DISENTIR

Lo siento mucho amigos, blogeros, compañeros de trabajo, perros, periodistas y políticos. Ser objetivo no es igual a tirar mierda en todas direcciones. Defender una postura, incluso aquella que pregona que todas las posturas son una idiotez, se parece en mucho a la doctrina Monroe (Sí, aquella que hiciera famosa Pompín Iglesias: Mesero! Cartablanca para todos... pero para todos los de acá!). Todos defendemos una postura, y esta depende, en la mayoría de los casos, no de una convicción, sino de nuestra posición en ese momento. Ya Schrödinger lo explicó ampliamente con gatos y cajas: el fenómeno a observar depende, sobretodo, del observador. Recuerdo la acre opinión de un amigo acerca de los comentarios que le hacían sus compañeros de trabajo por no tener coche: Chingados, les vale madre si no tengo coche, yo estoy mejor así. Un par de años después, luego de haber adquirido un auto (y de tenerlo en el taller por algunas semanas), este mismo amigo decía: No sé como la gente puede andar sin coche en esta pinche ciudad, yo ya no aguanto... Apoyar una postura, estar en contra de tal otra, mandar a la mierda las posturas anteriores y elegir una tercera, no te hace democrático, ni crítico, y mucho menos -oh ingenuo- ratifica tu libre albedrío. A lo mucho indica el dónde estás parado.

1 Comments:

Blogger Pinchadiscos said...

Saludos, leo Heroes y Canallas.

10:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home